Ecseri Piac es el mayor mercado de pulgas al aire libre de Budapest y posiblemente unos de los más grandes de Europa, se encuentra situado a las afueras de la ciudad, y lejos los típicos recorridos turísticos, es menos frecuentado y conocido que otros mercados de la capital húngara. No es un lugar que los turistas visiten en su primer viaje a Budapest, pero si una visita imprescindible para los cazadores de tesoros.

 

 

Se extiende por el interior de un recinto de acceso restringido, con multitud de puestos de utensilios, ropajes, mobiliario y antigüedades de todo tipo y procedencia.

La manera mas barata de llegar es por metro y después un autobús, nosotros fuimos el sábado muy temprano pues queríamos aprovechar y encontrar las mejores piezas por lo que tomamos un taxi que nos cobró desde el centro el equivalente a USD 45 (Puedes pagar con tarjeta y es un recorrido de aproximadamente 20 minutos)

De las primeras cosas que sobresalen es un armario lleno de animales disecados, pero lo que predominan son los “recuerdos” de la antigua etapa soviética por la que pasó el país, y eso es lo que realmente vale la pena.

 

 

Ropa militar, munición desactivada, monedas, sellos y otros objetos de influencia comunista y algunas piezas excepcionales de origen nazi.

Es como un viaje en el tiempo en el que poder descubrir un poquito de la historia y cultura local a través de objetos que buscan nuevo dueño.

Nuestros hallazgos fueron estos:

10.- Liebre disecada cazadora:

Parecen ser piezas muy populares, esta en particular es de los 80´s y estaba enfocada en la decoración de espacios infantiles. Si, de espacios infantiles. No preguntamos el precio.

 

9.- Juguete de la extinta hungría socialista:

Al término de la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Rojo ocupó Hungría, y el país cayó en la órbita soviética. Para 1949, los soviéticos habían concluido un tratado de asistencia mutua con Hungría que otorgaba derechos a la Unión Soviética para una presencia militar continua, asegurando un fundamental control político. Como en muchos territorios que corrieron la misma suerte era difícil conseguir cualquier cosa del exterior, por lo que este tipo de juguetes proliferaran en la zona, nos cuenta el vendedor que fue hecho en la misma ciudad, es del periodo postguerra y nos costo el equivalente a USD 3.

8.- Insignia militar:

De la República Popular de Hungría. Insignia de la Liga Húngara de los Jóvenes Comunistas. Grado 1. “Szocialista hazánkért”

Compré todas las disponibles, por el equivalente a USD 3.5

7.- Revista porno ochentera:

El mismo caso del punto anterior, de manufactura local, me costó menos de USD 1 y su contenido es MUCHO mas porno de lo que la portada aparenta. De verdad.

6.- LP de Bambi Soviética:

El tema de los discos de vinilo es un punto aparte que da como para diez entradas mas: miles y miles de todos los formatos y en todas las condiciones, todos con títulos en varios idiomas ilegibles y de artistas que ni siquiera podíamos imaginar que existían, de entre todas esas joyas seleccionamos este equivalente local de lo que estaba de moda en América.

5.- Oso y tetera de los 70s:

 

4.- Pieles de los 40s:

De cuando todavía se usaban, estaban entre los USD 100 y 120.

3.- Diario con dibujos de alguien que nació en 1953:

2.- Estuche Nazi original:

Una joya, por el modico precio del equivalente a USD 250.

1.- Cuartelera de la extinta Unión Soviética:

De entre toda la ropa militar que había, esta fue la ganadora.

Como llegar:

  • Al encontrarse a las afueras de Budapest, lo mejor es utilizar el transporte público para llegar hasta este curioso mercado de pulgas.
  • Tomando la línea de metro M3, (la misma que comunica el aeropuerto de Budapest, Liszt Ferenc, con el centro de la ciudad), bajar en la estación de Határ út.
  • A pocos metros en la parada de autobuses tomar las líneas 84E, 89E y 294E que permiten llegar hasta la parada de Naszód útca, la del mercado.
  • Dirigirse al otro lado de la carretera, a través de la pasarela que cruza sobre ella, para llegar a la entrada del mercado.
  • Para regresar al centro de Budapest simplemente hay que hacer a la inversa, pero en este caso ya no es necesario volver a cruzar la carretera. La parada de autobuses en dirección al centro está muy próxima a la puerta del mercado de Ecseri.
  • Dirección: Budapest, Nagykőrösi út 156, 1194 Hungría

    ©Enrique Marín (Incluye fotos)